alberto san martín
trafficker digital

Con 25 años, y junto con mi padre, monté una empresa de finanzas, que debido a la crisis no duró demasiado, pero fue la razón por la que me introduje en el mundo del diseño web.

Era 2007 y sabíamos que un sitio web era la puerta hacia nuevos clientes. Sabía algo de HTML gracias a mis estudios de informática, pero no estaba preparado para diseñar una página web, así que decidimos contratar a un diseñador web profesional. Nos hizo unas preguntas, y nos diseñó una web sencilla, de una sola página con un simple formulario y un texto con nuestro teléfono.

Con la llegada de la crisis y la pérdida de clientes, era el momento de renovarse. Investigué y descubrí WordPress. Me encantó. Lo siguiente fue conocer a fondo la plataforma y formarme en HTML, CSS y marketing online.

Esta formación me sirvió para darle un lavado de cara a aquella web estática, conseguir nuevos clientes y comenzar a dar un nuevo servicio diseñando páginas web en la empresa en la que trabajaba.

CLIENTES FELICES