Mobile first index y las búsquedas por voz

A la hora de posicionar los sitios web, Google ha ido haciendo cambios y exigencias paulatinos, con miras a la óptima adaptabilidad de las páginas a los elementos portátiles, como lo es un móvil o una tablet. Resulta que el formato de una web en PC no es el mismo del de un portátil, para esto hace falta adaptar algoritmos que logren posicionarse tanto en un terminal de navegación como en otro. En vista de que esta necesidad de adaptarse no surge de la noche a la mañana, sino con el cambio de las necesidades y usos humanos, primero Google recomendó tener una versión Mobile friendly. Luego colocó íconos para destacar las páginas que tuvieran esta versión y seguidamente, con la aparición del Mobilegeddon, el Mobile friendly pasó de ser una recomendación a un factor fundamental del rankingde las páginas. Siguiendo este camino, en 2016, surge el Mobile first index como nuevo algoritmo de búsqueda y ranqueado, en el que se prioriza la búsqueda e indexación de páginas totalmente adaptadas a un teléfono móvil, simplemente porque es lo que más se usa para navegar por internet. Es importante destacar que el Mobile friendly  y el Mobile first index se parecen, pero no son iguales. El Mobile friendly se refiere a que una web esté correctamente diseñada a la hora de ser ubicada desde un teléfono móvil o una tablet; mientras que el Mobile first index se asegura de que en la versión móvil de una web esté visible todo el contenido que Google quiere que esté.

Penalizaciones

Desde que Google introdujo estos cambios, penaliza gravemente a aquellas empresas que mantienen sus webs sin dicha adaptación, es decir, sin un formato específico móvil o un formato adaptativo responsive. Esto supone que, si una página web se mantiene en un único formato de PC está siendo penalizada ya desde hace tiempo en su rank y, por lo tanto, en sus apariciones entre las mejores posiciones de búsquedas realizadas por los usuarios. Pero lo importante es que esta penalización se extiende a las páginas web que no han sabido optimizar su formato a los teléfonos inteligentes, adaptando tan solo los formatos de la página madre a un tamaño adecuado a éste o que no han optimizado los valores que influyen en el posicionamiento, como tiempos de carga, imágenes, etcétera.

De esta manera, nos encontramos ante el caso de que, si una página está perfectamente optimizada para PC y su formato móvil es mediocre o no está optimizado, es preferible prescindir de él y utilizar formato PC en tanto se optimiza el formato móvil, ya que esto implica una penalización menor, pero no se puede dejar de hacer porque el sitio desaparecerá.

En medio de este proceso, hoy día muchas páginas web se encuentran en por lo menos tres situaciones: algunas son antiguas y no poseen formatos que las adapten a dispositivos móviles, estas carecen de lo que se llama Mobile friendly porque al ser consultadas desde un dispositivo móvil, se les achican las letras, se desmaquetan, no cargan bien las imágenes, menos aún los videos enlazados y se convierten en una tortura para el usuario. La siguiente situación que se presenta es la web con versión móvil diferenciada, es decir, que identifica si el usuario está entrando al sitio desde un móvil o desde una PC. Esta resulta anticuada y no muy eficiente. Por último, están las websadaptativas o responsive, estas cambian su formato automáticamente dependiendo desde dónde se acceda al sitio y es lo más recomendable hoy día.

Recomendaciones a la hora de  actualizarse 

  • Es importante asegurarse de que los datos estructurados sean los mismos para uno u otro formato (PC y móvil). Para esto existe la herramienta Structured data testing tool.
  • Verificar que la versión móvil sea accesible a los bots (robots) de Google, apoyándonos en la herramienta de txt
  • Añadir y verificar la versión móvil en Search console.
  • Si todavía la versión móvil no es óptima, mejor no publicarla. Presentarla a medias puede perjudicarnos más que no tenerla y solo contar con la versión para PC.

¿Por qué es necesaria la optimización móvil? 

Ya desde hace tiempo Google y los principales buscadores comenzaron a cambiar sus algoritmos de búsqueda empujados por la consolidación del móvil como principal terminal de  acceso a Internet por parte de los usuarios, en sustitución de  la PC, y la más que probable evolución hacia los wearables (objetos que llevamos encima en el uso diario).

Este desplazamiento en los usos y costumbres, impone modificaciones evidentes en un aspecto tan esencial como es la búsqueda, con una tendencia clara a que las búsquedas por voz tomen cada vez más protagonismo, lo que ha llevado a lo que ya rige actualmente y que conocemos como contextualización en un intento de que las respuestas que obtiene el usuario se corresponda cada vez más a una idea referenciada en un contexto y a un lenguaje hablado. Y es que los expertos señalan que una de cada diez búsquedas que se hacen por móvil, se realizan a través de la voz.

Ante este panorama nos encontramos con algunos indicadores que vienen a expresar que más del 90 % de los usuarios emplea ya como plataforma principal de acceso el móvil, que la «paciencia». Los tiempos de espera de los usuarios en la carga de una página cada vez se van reduciendo más y los medios audiovisuales cobran más importancia cada día. Asimismo, el 40% de los adultos realizan sus búsquedas a través de la voz y sin usar el teclado, y se advierte que para el 2020 más del 50% de las búsquedas se harán por este medio. Estas razones dejan más que en claro porqué las páginas deben adaptar sus formatos a estas plataformas.

Recomendaciones para adaptarse a los nuevos formatos de navegación por voz

  • Usar palabras clave convencionales, con las que la gente promedio suela expresarse, en vez de palabras rebuscadas. Cuando una persona habla por móvil, suele ser lo más espontáneo y natural posible; por lo tanto, a la hora de navegar, también va a serlo. Por esto se recomienda que las palabras clave sean lo más sencillas posibles a pesar de que se traten temas complejos.
  • Centrarse en long tails (de cola larga). No sólo las palabras clave merecen atención, sino otros términos más específicos del sitio que tienen menos tráfico. Estos términos son más competitivos y convierten más rápido.
  • Usar el lenguaje hablado. Para nadie es un secreto que la escritura es sumamente diferente del habla, pues, al usarse los dispositivos móviles para navegar por voz, se preguntará, de manera hablada, por algo que está escrito en la web. Por lo que hay que estar muy atentos a cómo habla y se expresa la gente, así como qué tipo de argot usa a la hora de hacer preguntas a Google.
  • Hacer uso de asistentes virtuales como Siri, Alexa, Cortana y Google, ya que cada vez son más utilizados por el usuario.
  • Títulos y meta descripciones más largas, aprovechando que ahora Google permite incluir más caracteres (de 70 caracteres a 100 por línea y permite tres líneas), deben aprovecharse los long tails, tanto en los títulos como en las descripciones, claro, sin dejar de tomar en cuenta las palabras clave.
  • Relacionarse con el SEO local Cuando se tiene algún negocio o empresa local, las búsquedas suelen estar relacionadas con esta correspondencia geográfica. Según estudios del Go Globe, el 89% de los usuarios hacen una búsqueda local en su teléfono al menos una vez por semana y el 58% lo hace una vez al día.
  • Añadir una sección de preguntas y respuestas, ya que por lo general las búsquedas por voz se hacen a través de una pregunta.
  • Intentar aparecer en la posición cero de Google. Si bien esto representa un trabajo arduo, con el SEO se puede lograr. Para aparecer en los fragmentos destacados de Google, es clave dar respuestas profundas a preguntas. Si la respuesta satisface al usuario, este no buscará otras opciones (no hará scroll).
  • Velar por que la web esté cabalmente actualizada a los formatos de navegación por móvil.
  • Usar datos estructurados, se recomiendan usar los datos estructurados que propone Sherma.org. Google tratará de entender las páginas lo mejor posible para verificar qué conviene de estas páginas a la hora de la navegación por voz.
  • Crear fragmentos destacados, estos resultan de la búsqueda de fragmentos resaltados con respuestas concisas y breves de un sitio web.
  • Intentar detectar la intención del usuario con la mayor precisión posible. Una vez que se detecta esta intención, se pueden dar respuestas concretas.

Conclusión

La conclusión que podemos sacar es que, si los buscadores se han orientado a las búsquedas contextuales y por voz, en una necesidad de adaptarse a los usos; al priorizar esto, no queda más alternativa que primar la indexación de aquellas páginas que optimizan sus formatos y contenidos a estos parámetros, lo que viene representado por el algoritmo de Mobile first index. Por esto es necesario actualizar nuestros sitios web antes de que Google los penalice o los desestime.

0 0 vote
Article Rating
Alberto San Martín Rodríguez

Alberto San Martín Rodríguez

Fundador de AlbertoSMR.com, emprendedor, apasionado del marketing online y la pesca submarina, tutor en el Instituto de Tráfico Online de Roberto Gamboa, y con cientos de ideas en la cabeza. Sígueme en Instagram @soyalbertosanmartin

Comparte este post y deja un comentario

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email
Share on whatsapp
Share on telegram
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x